• Promtur. Plataforma para la gestión de destino turístico inteligente y sostenible.

Beacons



Un 'beacon' es un pequeño dispositivo (del tamaño de una moneda de 50 céntimos de euro) que emite una señal en la onda corta de la tecnología Bluetooh, cuyo alcance máximo es de 50 metros. 

La señal, que se compone de tres valores numéricos, es única para cada aparato y puede ser localizada por otro dispositivo rastreador. La señal, que se compone de tres valores numéricos, es única para cada aparato y puede ser localizada por otro dispositivo rastreador. El significado de 'beacon' en castellano es "baliza", un término que se usa en la navegación marítima para definir las señales lumínicas que se emiten de noche y que los barcos pueden emplear de referencia. En tecnología digital, su función es equivalente: definir una localización en el espacio en base a la señal emitida por el 'beacon', de modo que desde un 'smartphone' que tenga instalada una aplicación rastreadora se detecte dicha señal. A partir de esta premisa, se pueden configurar los valores de la señal para que quien los detecte sea enlazado a un determinado mensaje (de texto, multimedia o combinación de ambos) que aparecerá en la pantalla del móvil.

Existen diferentes beacons en el mercado. La mayoría de ellos son alimentados por batería de botón, donde según su uso puede durar hasta años, sin tener que cambiar de batería.

Existen modelos con capacidad de transmitir hasta 24 kilometros en la banda de 900mhz.

Los beacons tienen el potencial para resolver muchos de los problemas que existen en entornos hospitalarios.

Actualmente la localización de un dispositivo médico de alto valor a lo largo de un hospital es una tarea que consume tiempo al personal del hospital. Es aquí donde los beacon pueden ahorrar tiempo y dinero en las búsquedas de activos críticos dentro de un hospital.

Hay dos papeles principales que pueden desempeñar los beacons. Periférico y central.

El propósito de los dispositivos periféricos es permanecer en modo reposo el mayor tiempo posible ahorrando batería y enviando datos periódicamente a un dispositivo central.

Un dispositivo central tiene mucho más poder de procesamiento y actúa como dispositivo enlace a la nube o internet.

Un ejemplo de dispositivo periférico puede ser un manguito de presión arterial que envía datos periódicamente al Smartphone del doctor o enfermera que luego envía los datos a la nube o a un servidor.

Hay beneficios en la conectividad de estos dispositivos dentro de un hospital como el ahorro de tiempo para los enfermeros. La documentación manual por parte de los enfermeros llega a ser un cuello de botella ya que pueden perder tiempo en solo recoger datos, los beacons pueden automatizar estas tareas de simple recogida de datos, ahorrando tiempo a los enfermeros.

Mejora en los resultados de los pacientes. La automatización de la trasferencia de datos desde dispositivos inalámbricos mejora la comunicación de información precisa y actualizada, lo que permite al personal médico tomar decisiones adecuadas. Esto libera tiempo a enfermeros y médicos para ser empleados en la mejora de la atención al paciente.

Los beacons permiten a los comerciantes conocer mejor el comportamiento y gustos de sus clientes, de esto modo ofrecer ofertas personalizadas y mejorar la distribución de sus productos dentro del espacio físico. Según estimaciones de Forbes, para el año 2020 todas las tiendas ya tendrán incorporada esta tecnología en sus locales